Origen y definición del término SEO

La palabra SEO proviene de la abreviación en ingles de Search Engine Optimization, y se originó en los años 90 cuando empezaron a aparecer los buscadores por internet, más específicamente junto con el origen del buscador Google, ya que la gente se percató de que podían ganar dinero por medio de ellos.

Al darse cuenta de que las páginas web podían ser monetizadas y que generaban mayores ingresos a mayor cantidad de visitas, entonces decidieron implementar los motores de búsqueda para posicionar sus páginas en los primeros lugares, ese es básicamente el concepto.

Consiste en posicionar las páginas web en los buscadores con el propósito de hacer más visible a una determinada página web con respecto a los usuarios y a los temas de búsqueda. En español se le conoce como posicionamiento en buscadores.

Este término ha avanzado mucho en los últimos años, y ha habido mucha gente que se ha especializado en esto, en estudiar y en mejorar una determinada página web para incrementar su popularidad.

¿Cuáles son los factores que lo componen?

El SEO está compuesto por dos factores básicos que son la relevancia y la autoridad.

Cuando se trata de incrementar la popularidad de una página web, en realidad lo que se está tratando de incrementar es la autoridad, y su contenido informativo se considera de mucho más valor cuando tiene una mayor autoridad.

Los motores de búsqueda toman más en cuenta este factor, básicamente porque cuanto más haya sido compartido el contenido de la página, más útil puede ser para los usuarios.

Con respecto a la relevancia, es simplemente la relación existente entre la página y una búsqueda en específico.

El posicionamiento web puede dividirse también en dos grupos que son on-site y off-site.

El on-site se encarga de garantizar que la web esté a un nivel óptimo con respecto a su relevancia, y que el buscador pueda entender su contenido. Los aspectos que se encuentran dentro del grupo on-site son el tiempo de carga de la página, el formato, las keywords, la experiencia del usuario, entre otros.

El grupo off-site se encarga de todos aquellos factores externos que influyen de forma directa a la página web. Entre este grupo se encuentran los enlaces (calidad y número), las menciones, las redes sociales, entre otros.

Es importante tener conocimientos de optimización de una página web con respecto a los buscadores, debido a que de esta manera podrás lograr que tu página web pueda tener un buen posicionamiento en los buscadores, además de que esto puede darte beneficios económicos en un futuro.

El conocimiento y aplicación de los conceptos de SEO harán que tu página web deje de ser invisible para los motores de búsqueda y para los usuarios. Esto hará que tu página web se ubique en una posición más alta en ranking y puedas hacer que tu contenido llegue a más usuarios y sea más compartido para darle popularidad a tu marca, negocio o contenido.

Definitivamente es la mejor forma de hacer que tus usuarios puedan encontrarte.